jueves, 8 de marzo de 2012

PIERCING de Ryu Murakami



Reseña: Pilar Alberdi

«Una pequeña criatura viviente durmiendo en su cuna. Como un animal de laboratorio de una jaula, pensó Kaawashima Masayuki».

Piercing de Ryu Murakami contiene en sus páginas un supenso tenso a causa de la posibilidad de que un padre mate a su hija, un bebé de cuatro meses.
Si bien en principio los personajes principales son Kawashima, su esposa Yoko y la niña de nombre Rie, poco a poco, aparecerán personajes del pasado en la vida de Kawashima y también del inmediato futuro.
Es una novela, nada gore, pero la promesa de todo lo que puede ocurrir, resulta dramática. Y se percibe en las propias palabras: «Apagó la lamparilla un momento y estudio el pálido rayo de luna que penetraba a través de una abertura en las cortinas. La estrecha franja de luz llegaba hasta la mitad de la cuna, rasgando la manta rosa de la niña y el bolsillo del pijama de pana de Kawashima». Esos detalles que, generalmente, pasan desapercibidos al lector son los que van creando el ambiente antes de que nada realmente ocurra, como es el caso de esa luz que «rasga» la manta rosa de la niña y el bolsillo del pijama de pana...
Creo que si quisiéramos leer un libro sobre el maltrato infantil y sus consecuencias, este sería el que yo recomendaría si la persona que fuese a leerlo lo soportase. Aquí está muy claro todo, el inmenso deseo de los niños de ser amados por sus padres, a cambio de lo cual soportan el maltrato hasta que alguien, un profesor, un pariente, un vecino pone una denuncia. Comprendemos qué es esa rabia sin control que surge en algunos individuos y les lleva a actuar con violencia; también la desesperación que supone las despersonalización que les hace perder los contornos de su propia identidad frente a lo que les rodea. Los recursos a los que apelan para intentar vencer la ansiedad que les supone un pensamiento reiterativo con respecto a un acto violento que temen puedan llegar a hacer: «La tormenta mental y emocional del viejo ciclo de ansiedad incapacidad para soportar la soledad, querer compañía pero ponerse nervioso cuando alguien se aproxima ―el miedo a que si se acercan un poco más no sabe que va a ocurrir, hasta que el propio miedo se vuelve insoportable y la soledad parece ser la única solución― parecía estarse convirtiendo en algo del pasado».
En resumen, esta obra nos devuelve a la manera de un espejo el trasfondo oscuro de la sociedad, aquello que queda oculto para los demás y que sólo aparece en las noticias de sucesos de los periódicos o escuchan los psicólogos y psiquiatras en sus consultas cuando los problemas ya han llegado a un punto difícil.
Además tendremos ocasión de ver qué ocurre cuando una personalidad de este tipo se encuentra con otras similares.
Pero lo perturbador no es que esta historia forme parte de una novela, sino que es parte de nuestras sociedades, en las que no faltan niños dañados y adultos trastornados en una cadena transgeneracional que no tiene límite si alguien no le pone a tiempo remedio.

Sinopsis

Kawashima Masayuki está casado con Yoko, tienen una hija de cuatro meses, trabajos estables, pan cocinado en casa: felices. Pero éste es un libro de Ryu Murakami, experto en exponer las inmundicias del mejor de los mundos posibles. Kawashima contempla dormir a su bebé cada noche. Y todas las noches se convence de que no la apuñalará. No a su hija.

El autor:

Ryunosuke Murakami nació en Sasebo, Nagasaki, en 1959. Entre sus novelas: Azul casi transparente (1976), Sopa de miso (1998), Los chicos de las taquillas que también está publicada en la colección Precursores de esta editorial. Les recomiendo ver su catálago a través del siguiente enlace a Ediciones Escalera.

8 comentarios:

  1. Parece realmente interesante!!
    La verdad no concozco a este autor, pariente quizá de Haruki Murakami??A este último sí lo conozco y es un placer leerlo.
    Tendré que ver si logro conseguirlo!!
    Gracias por compartir.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti, Patricia. Pienso que no son parientes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Uy, casi me confundo con el otro. La portada llama mucho la atención, hay algo que ofrende o rompe en ella. Es perfecta, pues.

    Los extractos que nos has dejado son inquietantes, como lo que dices. Aquello que parece tan lejano, sucede a dos pasos de la propia casa. A ver este libro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Desgraciadamente es así. Lo leí con una angustia creciente y acaso el final habría podido ser otro. Pero este es el que pensó el escritor para la obra. Y para mí vale así.

    ResponderEliminar
  5. Ooooohhhh!!! Qué buenísima pinta =)
    Me lo apunto!!

    Besotes

    ResponderEliminar
  6. Bastante interesante tu reseña. Lo buscaré ya que estoy interesada en leer algo del señor Ryu Murakami.

    ResponderEliminar
  7. Siento que la novela está inconclusa, yo la leí con extremo interés, realmente no me gusta leer y habiendo escuchado de esta antes, me dispuse y de verdad que me hizo superar todo tipo de espectativas, la forma en que Murakami hace que entiendas la lógica de las mentes perturbadas y las consecuencias, junto con el dramatismo que supone la escena donde ocurren los traumas, y los sentimientos, es bastante interesante. Prácticamente la redacción que el autor aplicó para su obra te mete incluso en la psiquis del personaje, lo que en mi opinión a muchos puede agotar, pero yo incluso me sentí plenamente identificado con ciertas cosas que piensan los personajes que aparecen tras los recuerdos y el inmediato futuro.

    ¡Una obra maestra!

    ResponderEliminar
  8. Lo leí con cresciente interés gracias a esta referencia, y estoy muy feliz de haberlo hecho... Sin embargo, siento que el final fue muy abierto, muy inconcluso... Se fué, la asesinó... quéeeee???

    En fin, excelente referencia, gracias por compartirla!

    ResponderEliminar